Todas las casas necesitan servicios básicos para funcionar con total normalidad: luz, gas, agua, teléfono o internet son imprescindibles para el bienestar humano. No podemos renunciar a ellas, pero sí que podemos ahorrar mucho dinero. La carpeta roja es fundamental para conseguirlo, pero hoy, te damos un par de consejos extras como hacerlo.

Luz y gas

Actualmente, en España existen dos mercados energéticos: el mercado regulado y el libre. ¿En que se diferencian? Pues mientras que el regular se rige por unos precios marcados por el Gobierno, en el libre tienen cabida todo tipo de tarifas.

Ante esta situación, los consumidores podamos no tener mucho claro qué mercado nos interesa más para ahorrar dinero. Por norma general, las tarifas reguladas acostumbran a ser más económicas para el consumidor habitual, que las del mercado libre. Es justo por este motivo, que las energéticas ponen el foco en las marcas libres, puesto que los generan mayores beneficios.

Como distinguir el mercado libre del regulado

La ley obliga a todas las empresas a tener marcas diferentes para el mercado libre y para el regulado. Aquí te dejamos una infografía con las principales energéticas porque las puedas distinguir claramente.

Mercado Libre: Endesa, Naturgy, Iberdrola, EDP, Repsol. Mercado regulado: Energia XXI, Comercializador Regulada Naturgy, Comercializadora de Último Recurso Ibredrola, Baser, Régsiti

Te recomendamos que mires el precio de tu tarifa de casa y busques qué compañía te ofrece un precio más asequible.

Agua

En cuanto al agua, no tenemos mucho margen de mejora. Las tarifas están fijadas por la compañía que opera en nuestro municipio.

En este caso, te recomendamos tomar acciones para reducir el consumo de agua (introducir una botella llena de agua en la cisterna del váter porque salga menos cada vez que lo utilizamos o añadir aireadores a los grifos).

Muchos municipios, además, ofrecen descuentos sociales para las personas con rentas bajas. Por eso, el mejor que puedes hacer es consultar en la web de tu Ayuntamiento o a la del operador. Por ejemplo, en Barcelona tienes que consultar la web del Ayuntamiento de Barcelona y la de Aigües de Barcelona.

Teléfono e internet

Para ahorrar en este ámbito tiene que hacer dos cosas: antes que nada, valora si utilizas todos los servicios que tienes contratados. ¿Necesitas una suscripción de tele cuando pagas también una cuenta de Netflix? ¿Utilizas todos los gigas de la tarifa de móvil? ¿El uso que haces de internet necesita una conexión de 300 GB?

Después de hacer esta valoración, entonces, busca tarifas que se adapten a tus necesidades. Puedes buscarlas consultando todas las compañías, o bien, utilizando un comparador en línea, puesto que te permitirá tener toda la información en poco tiempo.

Uneix-te a més de 300 persones que gaudeixen ara d’una bona salut financera

Estigues informat dels pròxims tallers